Los altavoces de columna, de pie o de suelo, al tener una caja más grande, tienen más grave y presencia y, por tanto, llenan más la sala, reproduciendo más frecuencias. Pero ojo, pueden no ser los idóneos para salas más pequeñas. En ese caso, mejor busca unos buenos altavoces de estantería o monitores.

También, por ser más visibles, suelen tener un punto de diseño para que sean agradables de ver una vez puestos en la sala. Ten cuidado con esto, porque en el precio de muchos altavoces de columna el diseño tiene a veces un peso bastante importante y, si para ti es más prioritaria la calidad del sonido que la estética, seguramente haya una columna equivalente “más fea” pero con igual o mejores prestaciones y precio inferior. Consúltanos sin compromiso para que te aconsejemos en la compra de un altavoz de columna.

Dentro de una columna lo que hay son varios altavoces (vías), cada uno de ellos dedicado a trabajar en un rango de frecuencias. Normalmente se pueden encontrar los tweeters, de menor tamaño, optimizado para reproducir los agudos, los drivers, para frecuencias medias, y los woofers, para los graves.

Y por último, ten cuidado con el precio indicado. Normalmente se venden en parejas de altavoces y solemos informar si no queda claro, pero pregúntanos sin problemas si tienes cualquier duda, ¡la cosa puede variar a la mitad o al doble!

Mostrando 1–36 de 52 resultados